Monday, December 26, 2005

Leon Fragnaud: Guerrero Rabdomante


El francés León Fragnaud fue un personaje curioso que comenzó a llamar la atención de los pobladores de Mar del Plata a partir de la primera década del siglo 20. Se desconoce bajo que circunstancias desembarcó en nuestro país, pero su paso por estas costas dejaron marcas que aún hoy se pueden visualizar.

Comerciante, electricista, ferviente patriota, militar y rabdomante, hablan de algunas de las múltiples funciones que cumplió y que nos llevan a deducir que poseía un espíritu inquieto y apasionado por cada actividad que emprendía. Fue agente de Agar, Cross y Cía. Limited, compañía dedicada a la comercialización de maquinarias agrícolas.

El negocio, de una sola planta, se encontraba en la esquina N.E. de la manzana triangular que rodean las calles La Rioja, Moreno y la Diagonal Pueyrredon. También tuvo otro local del mismo rubro, en la avenida Independencia y San Martín. Aún permanece la fachada original de la planta alta emplazada sobre un comercio de insumos electrónicos.

Si bien Fragnaud se desempeño como electricista su capacidad “mágica” para detectar fuentes de agua subterráneas le hizo ganar la fama de rabdomente. Antes de la creación de Obras Sanitarias ya cumplía una destacada labor a comienzos de siglo. Habría perforado dos pozos en el Asilo Unzué para proveerlo de líquido. Frente a la Municipalidad, cubierto por una tapa redonda de bronce cerca del cordón de la calle Hipólito Irigoyen y la Avenida Luro aún existe una perforación realizada por él.

Su “habilidad” en la materia lo llevó a sumarse a la Primera Guerra Mundial. Viajó a Francia para alistarse voluntariamente en el ejército donde ocupó el rol que más conocía, encontrar agua para saciar la sed de los soldados. Finalizado el conflicto bélico regresó a Mar del Plata donde continuó con su actividad comercial.

Entre sus preocupaciones como ciudadano aparece la sugerencia al estado para detener el avance del agua de mar y frenar la erosión costera que ponía en peligro los cimientos de la Rambla Bristol. Además quiso levantar una confitería sobre el muelle a construirse en la misma playa.

Los pasos del francés marcaron la polvorienta calle 9 de Julio donde tenía su Molino. El Galpón de Trigo se encontraba a la altura de Chaco sobre la numeración impar. De mampostería de ladrillos tenía sus cuatro niveles con entrepisos de madera y techo a dos aguas. El emprendimiento acompañó el esplendor de una de las arterias comerciales más importantes de la época. Restos de aquella edificación aún se pueden observar. El paisaje que conoció, con el ferrocarril como protagonista del desarrollo, ha cambiado. Por entonces Fragnaud pidió a las autoridades nacionales que autorizaran el nuevo puerto de la ciudad para poder embarcar cereales, no tuvo éxito.

El rastro de León Fragnaud desaparece en 1932 cuando se desata otra guerra, esta vez no en el viejo continente, sino en Paraguay. Allí proveyó de agua a las fuerzas guaraníes en la lucha contra Bolivia por el Chaco Boreal.

Por su infatigable tarea junto a un grupo de 36 hombres dirigido por él, fue designado Mayor del Ejército e incluso hoy una calle de Asunción, la capital paraguaya, lleva su nombre. Luego de tres años de combate, la tarea del rabdomante posibilitó a los que defendía, avanzar en su campaña por proteger el territorio disputado y obtener así la victoria.

Nunca más regresó pero según lo relatado por el arquitecto Roberto Cova, Fragnaud habría enviado una carta a Mar del Plata. En ella opinaba sobre la salinización del agua subterránea de la ciudad. En el texto advertía sobre la necesidad de recurrir a las reservas de agua dulce en la zona serrana vecina.

Muchas son las anécdotas que ilustran la vida de este singular y aventurero personaje que supo ser nuestro vecino.

2 Comments:

Blogger Nelly said...

Hola Narador!!

hoy es mi cumpleaños y en forma fortuita me has dado el mejor regalo ! Encontrar este reconocimiento a mi querido Abuelo "papu" me conmovió hasta el alma !!

El abuelo tiene una calle con su nombre en Paraguay, pues como tu dices, fue participe activo de la guerra del chaco, Se lo conocía con el sobre nombre de "el moisés del chaco" pues decían que tocaba las piedras y de ellas brotaban el agua !!

Estoy viviendo en la Argentina hace dos años, pero por falta de tiempo aun no he conocido Mar del Plata, lugar donde mi madre nació.

Seguire tus relatos, pues aunque usemos este medio digital, tienen olor a fogatas y a intimidad.

Gracias !!

9:28 AM  
Blogger Granguzi said...

De casualidad hoy es mi cumpleaños tambien asi como lo fue el de tia Nelly en su momento, y tambien de casualidad caí en este post de mi bisabuelo el cual me encantó! Gracias

Gustave Fragnaud

1:18 PM  

Post a Comment

<< Home